sábado, 6 de octubre de 2012

EL LENGUAJE DE LAS COSAS


         Aveces, paseando en la ciudad, nos sorprende formas caprichosas cargadas de contenido. Son formas  familiares, cotidianas, acostumbradas a ser miradas por nuestros ojos, hasta que un buen día y fruto del momento emocional por el que atravesamos, nos revelan un mensaje secreto, oculto, desconocido, posiblemente hasta para el que las hizo. Para mí esto momentos maravillosos revelan "la inconsciencia del arte".  ¿Cuántas veces hacemos obras para subir a los altares y luego acaban en la basura? ¿y cuántas veces creamos basura que luego se encumbra a los altares?. Yo creo que cualquier objeto puede ser Arte, aunque este apelativo no resida ni siquiera en la mente del artista, basta con que haya unos ojos que lo contemplen cómo tal y es entonces cuándo surge el milagro: "el Arte reside siempre en los ojos del que lo contempla"


Puente sobre el Río Manzanares
      

       HIERÁTICO

Cuántas noches en silencio 
he dicho tu nombre 
a sabiendas que no lo escucharías.

Cuántas veces a hurtadillas
he extendido la mano 
para tocarte...

Cuántos días hemos estado juntos
contemplando la vida y aún no sé 
a qué saben tus labios.





   AMIGO MÍO

Tu has sido testigo de mi vida;
Banco en del Lago de Loranca
amores y desvelos,
soledades secretas
en las que me ocultaba.

Tu eres..., amigo mío,
mi calma y mi sosiego, 
el aire gratuito que me salva.
El rincón perfecto
dónde habita mi reino.

Tu serás..., amigo mío,
el descanso de mis años
mi libro y mis recuerdos,
el lecho rígido 
cuando llegue la noche.


                                                                                                         
Farola junto a Plaza de Toros de Las Ventas.
                                                                                                                             
        POSTERGADA

Yo que ilumino el desvelo
de tus noches calladas
y que aguardo en la puerta
sin un minuto de gloria,
no soy nada en tu insigne grandeza 

Yo que recojo la sangre 
de tus tardes de toros
y observo a la gente 
gritando en la arena, 
no hay un alma 
que se apiade un minuto
y que venga a contarme una pena.


*********************************************************************************
Hay un tema que no enumeré en la introducción de esta entrada que es "la capacidad del Arte para cambiar el mundo". por supuesto que en estos tres poemas que escribo, ni siquiera aspiro a que sean reconocidos como artísticos, solamente me gustaría que mirarais a las cosas con un poquito más de sentido y ya veréis cómo muy pronto, ellas mismas os revelan sus secretos.

Por mi parte me temo, que talvez no hayáis llegado ni al final de estas lineas, aunque si alguien se ha esforzado en llegar hasta aquí, que tenga cuidado ahora y no vaya a escribirle versos a las boñigas.




Publicar un comentario